Casarse en Francia

casarse en Francia

Casarse en Francia siendo español es mucho más sencillo de lo que puedas imaginar. Cuando se me ocurrió la idea rápidamente la rechacé por lo complicada que me pareció, pero luego descubrí que casi sin moverte de casa puedes gestionar todo el papeleo.

Elegí Aix en Provence por su encanto, sus fuentes, sus calles empedradas, sus fachadas antiguas, su historia…además,  el ayuntamiento, de estilo italiano del siglo XVII es para pararse a echar fotos. La sala de mariage, es particularmente bonita, con sus pareces de piedra y su techo abovedado.

Si te has decidido, lo primero que hay que hacer para casarse en Francia es contactar con el consulado, en mi caso el consulado de Marsella, que es el que abarca toda la región PACA (Provenza Alpes Costa Azul). Aquí te dejo el enlace con la lista de consulados españoles en Francia.

Les puedes llamar por teléfono, pero probablemente te contesten antes por e-mail. El primer trámite que hay que iniciar para casarse en Francia es el de darte de alta como residente, que además, te permite poder votar desde Francia si se convocan elecciones.
Éste es el formulario que debes cumplimentar para darte de alta como residente.
En segundo lugar necesitarás el Certificado de Soltería, también llamado de estado civil (solter@, viud@ o divorciad@) y el Certificado de costumbres o Ley. En francés, certificat de coutumes et celibat.

Para conseguir ambos documentos, has de presentar o enviar a tu consulado:

36,06 euros en efectivo o cheque a nombre de Consulado General de España. Ojo, que esto no me lo explicaron, pero es POR PERSONA y no por pareja, así que me tocó volver a La Poste a enviarles otro cheque.
Partida LITERAL de nacimiento. Cuando lo he necesitado, lo he pedido a través de este enlace y ya que no tengo lector de tarjetas siempre elijo la tercera opción: Solicitud de certificado de nacimiento, relleno la información y en una semana me llega a casa.
Declaración jurada de estado civil (un formulario que te enviarán desde el consulado en documento adjunto)

Pasaporte o DNI. (o una fotocopia si lo solicitas por correo)

Si no puedes desplazarte al consulado y quieres que te manden todos los documentos una vez tramitados, por correo, tendrás que añadir 6 sellos de correos, si es para los dos. Si sólo los necesita uno de los novios con 3 sellos basta.

casarse en Francia

Por otro lado, has de ir al ayuntamiento de tu ciudad en Francia, en mi caso, a la preciosa mairie de Aix en Provence a pedirles el dossier de mariage. Una de las cosas que se piden en el dossier es el acta de nacimiento plurilingue así que cuando pidas la partida literal de nacimiento aprovecha y pide las dos.

Cuando tengas todos los documentos, llamas a un número que viene en el dossier de mariage para pedir cita en el ayuntamiento. La cita es sólo para presentar el dossier de mariage y elegir fecha para la boda. Es obligatorio vayáis los novios, los dos.

Durante la cita, el service de mariage comprobará que todos los datos están bien y os preguntará cuándo os queréis casar. Vosotros elegís la fecha, pero la hora la ponen ellos. Yo iba con idea de casarme por la mañana pero me dijeron que hasta abril, las únicas horas disponibles eran a partir de las 14h20. No sé si depende de cada ayuntamiento, pero no está de más preguntarlo cuando recojas el dossier de mariage así puedes ir planificando mejor la boda.

Otro punto importante para casarse, es que necesitáis de dos a cuatro testigos que hablen francés. Bien es cierto que en toda la ceremonia nadie les pregunta nada y su mera función en todo el enlace es firmar el certificado de matrimonio, pero por si acaso, por mucha ilusión que te haga que tu madre sea testigo, si no sabe más que decir “oui, c’est moi” búscate a alguien que sepa hablar francés. Además durante la boda podrá ir traduciendo a los invitados los puntos más importantes para no dejarles con cara de “no me entero ni del NODO”

Una vez finalizado el enlace os darán un bonito certificado de nacimiento que bien merece un marco y el libro de familia francés.

En mi caso, con familia, algunos amigos y el perro, éramos menos de 20, así que no supuso un gran jaleo traerles a Aix en Provence. Pero está claro que si quieres celebrar un bodorrio de ciento y pico invitados, igual vas a tener que fletar un avión.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*