Mi top restaurantes en Aix en Provence

top-restaurantes Aix en Provence

Yo creo que tres años en Aix en Provence dan para poder recomendar sin equivocarme unos cuantos restaurantes de donde salir más que satisfecho:

El primero en mi lista es el restaurante gastronómico La Brocherie, en el número 5 de la rue Fernan Dol. Después de más de 6 visitas su calidad sigue siendo incontestable en mis preferencias. Entorno agradable, amplio y tranquilo (nada que ver con el bullicio del centro), servicio atento. Pescados y carnes a la parrilla y elaboración de los platos de gran calidad, con el broche final de la trufa de chocolate para que la factura sea más leve. Aunque ni siquiera ésta es cara, comparado los los precios de los restaurantes más céntricos. Mi mejor opción para cualquier ocasión que se te presente.

entrante Le Petit Verdot

En segundo lugar coloco al Café Le Verdun que se encuentra en la misma Place de Verdun. Sin ser un restaurante gastronómico ofrece una relación calidad precio notable y una gran variedad de platos. Ya sabemos que en esta región de Francia las hamburguesas forman parte del menú de hasta de los restaurantes más elegantes y éste no es la excepción. Otro de los platos estrella son las enormes y sabrosas ensaladas.

En tercer lugar tengo actualmente a dos restaurantes rivalizando. Sólo he ido dos veces a cada uno, así que debería ir una tercera vez para desbancar a uno u otro.

Se trata de Le Petit Verdot, 7 rue d’Entrecasteaux, que se vende como un bar de vinos y si bien es cierto que son muy recomendables, al menos los tintos que he probado, los platos no sólo están cocinados con dedicación y originalidad sino que además son muy sabrosos.

restaurante Le petit verdot en Aix en Provence

El otro restaurante en discordia se llama Le Contrepoint, 15 rue Constantin: Si echas un ojo a Tripadvisor verás que está muy bien posicionado. Su especialidad es la comida corsa servida por unos simpáticos camareros en un entorno agradable y bien decorado. En ambos restaurantes los precios son aceptables y la decoración tiene toques personales que los hacen más únicos.
En Aix en Provence hay tantos restaurantes como días del año y pese a que, en general, se coma muy bien, una pequeña búsqueda se agradece al final de la comida.
Bon appétit!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*