PLATANOS, Restaurante Griego

Restaurante griego Platanos
En los dos años que llevo yendo a la piscina Yves Blancsiempre me ha hecho gracia un cartel grande con letras azules sobre fondo blanco, colgado cerca del techo que dice PLATANOS, restaurant grec en Aix en Provence. Pues no es que la comida griega me interese especialmente pero igual hago un descubrimiento interesante.
Y aprovechando que me he mudado al ladito de esta grecotaberna-restaurante con terraza en buen tiempo ese día tenía que llegar.
 

La experiencia ha sido bastante positiva, de ahí que se merezca un post, aunque si no lo fuera también me deleitaría poniéndolo a caer de un burro. En esta vida hay que ser críticos.

Menú nocturno en el restaurante griego Platanos en Aix en Provence
Una de nuestras elecciones de mezzés
El menú me sorprendió ya que no hay cartas, la camarera nos entregó un boli con una hoja en la que aparecía una lista de platos divididos en A y B entre los que tenías que escoger 8 y marcar con el bolígrafo. Al final escribías tu nombre y se lo entregabas a la profesora…digo, a la camarera, vaya que parecía un examen tipo test.
Cada plato iba a acompañado de una descripción, menos mal, porque a menos que sepas de qué va imposible de averiguar…salvo uno (Tarama, ¿A ti te sugiere algo?) que a falta de explicación y por no arriesgar nadie pidió. 
 
La lista tenía un total de 18 platos con un poco de todo; ensalada griega, la típica mezcla de yogurt con pepino batido, crema de huevas de pescado, la muy recomendable hoja de parra rellena de arroz, hojaldres de espinacas y quesos feta, berenjenas rellenas, patatas asadas, cordero al vino, pollo al limón (no al estilo frito chino, eh)…todo eran sabores y mezclas nuevas.
 
Lógicamente, no te van a traer los ocho platazos que pidas sino una degustación de cada uno, lo cual, viendo los tamaños me resulta más que aceptable y desde  lego que con hambre no te quedas.
Una de las mejores cosas fue el vino, nos animamos con una botella de vino blanco llamado Retsina atraídos por la mención de sabor a resina de pino (¿?) pero la camarera, por ya me imagino qué experiencias, nos aconsejó probarlo antes de pedirlo. Así que nos trajo un vasito para catarlo que probamos con miedo y esperando aguarrás concentrado. Sin embargo, el sabor nos dejó con ganas de más y oye que la botella la deleitamos con gusto. 
Como en todos los restaurantes erigidos sobre suelo francés el servicio….es lento….tardan en atenderte, en tomarte nota. En servirte no pueden tardar porque todo está preparado y sólo tienen que ponerlo en bandejas y llevártelo a la mesa, nada más.
 
El menú nos costó 18 euros (bebida y postre a parte) pero tienen otros menús más económicos de medio día y también más variedad. Por cierto, hacen reparto a domicilio. Y sólo puedes pagar en cheques o en metálico.
 
PLATANOS
Dirección: 13 Rue Rifle Rafle 

 

Teléfono 04 42 21 33 19

2 Comments

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*