La aventura de salir a cenar por Aix en Provence

Salir a cenar por Aix
Mola no tener que cocinar, salir a cenar, que te sirvan la comida, ver lo que la gente pide, probar platos distintos, sabores nuevos. Lo que no mola tanto es el riesgo que corres pues te puede salir bien o tan mal que acabes siempre en algún fast food, ejemplo claro: Pizza Capri.

En Aix en Provence hay varios factores que distinguen a la restauración; el más destacado es la demora del servicio: Al principio pensaba que la gente exageraba, con el tiempo he descubierto que ni siquiera ellos sabían hasta que punto alcanza la tardanza de los camareros…

 
Sea cuál sea el período del año, ir a un restaurante en Aix  implica contar con mucho tiempo, no por las distancias, ya que la ciudad es relativamente pequeña sino por la calma con la que se toman todo.
 
Normalmente pueden tardar más de un cuarto de hora en atenderte, media hora en servirte y como hayas pedido más de un plato…be patient my friend. Y no te creas que se apresuran en traerte la cuenta, ¡Qué va! También te tocará esperar.

Ir a un restaurante en Aix-en-Provence
Otro factor es la decoración; en general, y gracias a que respetan la antigüedad de los edificios, los locales suelen estar cuidados mezclando lo vetusto del interior con modernidad  sin ser rancio o artificial, pese a que consideren el polvo como parte de la decoración (de verdad). 

También podemos hablar de calidad. En este sentido la mayoría de lo que he probado me ha gustado sea carne, pescado, verdura o lo que tengan en los fuegos, que bastante caro es ya como para que lo hagan mal. Y es que otro punto que ha de tenerse en cuenta son los precios; Por esto de que Aix en Provence es Le Petit Paris, los precios son precisamente parisinos y por menos de 20 euros es difícil tener plato + bebida o plato+postre.
Luego está el tema  de la disponibilidad y reservación de mesas:
 
Si tienes pensado salir a cenar en fin de semana: reserva

-Si bien has previsto salir a cenar entre semana: reserva
 
En caso contrario, puede sucederte que al intentar entrar en un restaurante te pregunten “¿Tiene reserva?”, tu digas “no” y ellos contesten  con su famoso “desolé” que quiere decir “lo siento” y añadan que no hay sitio aunque tu veas numerosas mesas vacías.
 
¿Por qué sucede esto? Es un misterio que estoy tratando de resolver. Pero ya voy teniendo algunas pistas; una es que se sacan tanta pasta con unas cuantas mesas que con poco que hagan ya tienen pagadas las facturas del local, personal y yate del jefe por un mes.
 
Otra conclusión  es que los restaurantes aquí están de postín, de adorno, vaya porque tenía que haberlos.
 
Os dejo un mapa que he ido elaborando con la localización de todos los restaurantes, bares, cafeterías etc en los que he estado y/o suelo ir a los que he ido dando una puntuación  sobre 4 en función de la calidad, el precio, el servicio y el ambiente.No es todo lo objetivo que yo quisiera pues todo depende del momento del día en el que acudas, el camarero que te toque y la comida que pidas, pero por lo general, no se aleja de la realidad y cada día se va mejorando.
mapa RestauraciónAix-en-Provence

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*