Los oratorios de Aix en Provence

oratorio de la Virgen Negra

Una de las cosas que más me llamaron la atención cuando visité Aix por primera vez fue la cantidad de oratorios (estatuillas religiosas) que adornan las esquinas de las calles,  ¿Nunca os habéis preguntado el porqué? Yo sí;  Y tras adentrarme hasta los confines de Internet en busca de la luz del conocimiento, he encontrado la respuesta:

Los oratorios son puntos de rezo dedicados a Cristo, a la Virgen o a los santos, colocados en lugares estratégicos y visibles como puertas, fachadas y sobretodo en cruces de calles, para que el pueblo se acercara a rezar, concretamente, a pedir protOratorio de Saint Honoratección.

El propósito era proteger las cosechas, los animales, la familia, pero también servían para agradecer curaciones, educar a la población (en términos religiosos) y sacralizar áreas de la ciudad. En resumen: todo lo que afectara al día a día de los habitantes de
la ciudad. Si, por ejemplo,  uno buscaba seguridad ante un viaje, rezaba a la estatua de
Saint Jacques, el patrón de los viajeros. Si se quería proteger contra una plaga, se oraba a Saint Roch, el patrón de las epidemias, pero quien más representación tiene son las vírgenes (por aquello de que las mujeres escuchan más que los hombres, será). 

La construcción de estos nichos religiosos tiene una larga historia: desde la Edad Media hasta el siglo XIX pasando por momentos de más devoción que otros, como en el siglo XVII cuando se multiplicaron los oratorios o desde el final de siglo hasta el inicio del siglo XVIII  que muchos fueron destruidos debido al creciente anticlericalismo de la época.
Luego, con la llegada de la peste de 1720, los oratorios volvieron a la calles pero más modestos que sus precedentes; Pues en época de plagas, las iglesias, por prudencia, se cerraban para evitar que las enfermedades se propagaran. Así que para ofrecer un lugar de rezo a los ciudadanos, se colocaban estas hornacinas cerca de las casas para que cada habitante tuviera uno cerca al que rezar. Además, como eran iluminados de noche, podían seguir rezando en cualquier momento. A pesar del paso del tiempo, la mayoría de estos nichos han sobrevivido aunque algunos, como habréis visto ya, están vacíos.
oratorios Aix en Provence
Gracias a los que se han tomado la molestia de identificarlos he podido ir dando nombre a los que he ido fotografiando. De momento llevo 20 aunque existen más de 60 reconocidos y se habla de hasta 92 nichos repartidos por  la ciudad. 
 
Y es que las labores de conservación de algunos simpáticos ciudadanos aixois ha convertido a  Aix-en-Provence en una de las ciudades francesas con más número de oratorios urbanos.
Si queréis saber más sobre la historia de los oratorios, su situación en cada barrio del centro de Aix, etc, aquí tenéis más información:
 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*