Passage Agard, el atajo del Cours Mirabeau

Passage Agard

Una de las cosas que más me gusta de Aix en Provence es las sorpresas que te vas encontrando por sus calles, como fuentes, esculturas, detalles en las puertas, oratorios extraños, decoraciones bizarras…etc. El Passage Agard es un ejemplo de estos “secretos” que bien descubrirás por casualidad, bien tendrás que ir buscándolo o lo pasaras por alto. La cantidad de veces que habré pasado por delante sin  reparar en este angosto pasaje que une el Cours Mirabeau con la plaza Verdun….y es que aunque lo veas, su estrechez y falta de luminosidad iniciales no dan muchas ganas de aventurarse en él. Sin embargo, este angosto pasadizo se va abriendo poco a poco hasta convertirse en una galería con numerosas tiendas y algunos restaurantes que finaliza con una gran entrada arcada como ves en la fotografía.

Se trata del Passage Agard, que en 1846 Félicien Agard, director de las Salinas de Midi decidió construir sobre el antiguo convento de Grands Carmes, que originalmente se encontraba sobre la zona y del cual Monsieur Agard era en parte propietario.

Este pasaje mide 90 metros de largo y 4 metros de ancho de máximo (la entrada del Cours Mirabeau no mide más de 1 metro) y es la conexión más rápida y directa entre el Cours Mirabeau con la plaza Verdun frente al Palacio de Justicia.

Passage Agard

Cuenta con diversas boutiques (y mendicantes en diversos tramos horarios) y por par de restaurante. El más conocido y publicitado es la Fromagerie, (al que llevo dos años diciendo que tengo que ir y no voy), una tienda-restaurante de vinos,  quesos y otras variedades culinarias como patés (a muy buen precio, por cierto) cuya planta de arriba es un restaurante del que dependiendo de la hora a la que pases procede un sonido artificial de granja en bucle (no es broma).

Antiguamente se cerraban las verjas de ambos extremos del pasaje durante la noche, imagino que por seguridad pero se tuvieron que dar cuenta de que 1- Es un atajo que mucha gente utiliza por lo que cerrarlo es un incordio. 2- para verlas por su seguridad ya tienen a los indigentes con perros que se instalan todas las noches allí,

Si quieres verlo, se halla en el número 55 en lo alto del Cours Mirabeau, pasado el archiconocido restaurante Les Deux Garçons, junto al banco CIC.

Aquí lo tienes, en la foto de la izquierda. Ya sí que no me puedes decir que es inencontrable!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*