La terraza del bar PTT

Bar des PTT Place richêlme
El bar PTT “petete” sí, suena cómico, significa Postes, Télégraphes y Téléphones y debe su nombre a los establecimientos de la administración pública que hace años en Francia gestionaban las comunicaciones hasta su desaparición en 1991 con la creación de La Poste (el Correos francés) y France Télécom. 
 
Hoy en día y por las mañanas, como ves en la foto, el PTT es un bar de vecinos cualquiera. Por la tarde, tras el levantamiento del mercado, se extiende la terraza transformándose en lugar de  encuentro de turistas, estudiantes y residentes. Y para muchos de los españoles que vivimos en Aix en Provence, el PTT se ha convertido en nuestro bar por excelencia. Sólo tienes que acercarte cualquier jueves entre las 20h y as 22h y allí estaremos bebiendo Pietra blonde.
 
¿Qué tiene este bar qué no tengan otros? Principalmente los precios que son bastante más asequibles que en otros de los bares y terrazas del centro, por ponerte un ejemplo, en el bar de al lado te sirven una cerveza 3 euros más cara, por favor, que se pregunten porqué el PTT tienen el doble de clientes.
 
La localización, en la céntrica Place Richelme, le da puntos. Además el ambiente es agradable, y hasta en invierno puedes sentarte en la terraza sin morir congelado gracias a los champiñones-calefactores.
 
El único pero es que los camareros que tienen ahora son bastante despistados y bien tardan la vida en venir a atenderte o bien se lían con las cuentas y te cobran de más o de menos, pero son majos y cuando te ven venir mucho te dan hasta la mano.
 
Si tienes suerte igual te ponen un cuenco con algún aperitivo, ya sabes que en Francia no hay cultura de tapas, así que si no te traen nada, levántate, acércate al disco-Proxi* que está al lado y te compras unos panchitos, no te preocupes, que no te vana a decir nada, de hecho es algo habitual, pides en la pizzería Capri de en frente y te sientas a comer en el PPT. O llamas al japonés y el repartidor te trae la cena a la terraza, así es esto.
 
*Disco-proxi es en realidad un supermercado de la cadena Proxi pero yo lo llamo así porque cada noche los empleados ponen la música chunda-chunda del momento, el volumen bien alto y a bailar. En lugar de comprar un cartón de leche te dan ganas de pedirte un cubata. Cada uno con sus estrategia de marketing…
 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*